Archive

Posts Tagged ‘grandes depredadores’

Grandes Depredadores IV: La Raya

Mie, 15 junio, 2011 Los comentarios están cerrados

Otro capítulo más en nuestro recorrido por los Grandes Depredadores de la Naturaleza, en esta ocasión con la Raya Torpedo como protagonista. Perteneciente a la familia de los rajiformes, la característica por la que más se la conoce es su peculiar perfil plano. Comparten muchas características con los tiburones como son la estructura general del esqueleto, el número y tipo de aletas y la morfología de las hendiduras branquiales.

Entre la familia de los rajiformes solo existen dos especies con aguijones venenosos que les sirven de arma mortífera. La raya australiana puede llegar a tener aguijones de 30 cm, con un veneno que no llega a matar a un hombre pero suficiente para cazar a sus presas.

El método de la Raya torpedo es distinto. A diferencia de sus parientes, la raya torpedo, gracias a la disposición peculiar de una serie músculos modificados, dispone de un dispositivo eléctrico que es capaz de dejar inconsciente a un hombre. Esta característica unida a la capacidad de detectar pequeñas señales eléctricas de sus presas, la hace uno de los Grandes Depredadores.Una vez detectada a su presa la envuelve entre su aletas y provoca una descarga eléctrica sobre ella. La corriente eléctrica que circula por el cuerpo de la presa hace que esta contraiga violentamente sus músculos provocando la rotura de la espina dorsal. El ataque apenas dura 3,5 segundos.

Mantarraya saltando sobre el agua. Peculiaridad de esta especie.

Una de las especies más famosas es la Mantarraya (Manta Birostris) por su impresionante tamaño, ya que pueden llegar a medir más de 8 metros y pesar 1,4 toneladas. Es bastante inofensiva para el hombre, permitiendo muchos ejemplares que buzos naden a su lado, incluso a agarrarse para ser arrastrado por ella. Esto no es muy conveniente debido a que puede dañarse la capa protectora de su piel.

Como en artículos anteriores os dejo un vídeo donde ver a la Raya Torpedo en su medio natural. A partir del minuto 6:30.

Artículos Relacionados:

Grandes Depredadores III: El Cocodrilo

Mie, 8 junio, 2011 1 comentario

 

Tercera entrega de la series Grandes Depredadores, hoy os traigo al Cocodrilo, del latín Crocodylidae, son parientes cercanos de los dinosaurios, y en un tiempo vivieron juntos. Los cocodrilos sobrevivieron a la catástrofe que marcó el fin de los dinosaurios. Hoy en día, conservan su forma original casi sin cambio alguno.

El tamaño de un cocodrilo puede ir desde el 1,8 hasta los 8,5 metros del cocodrilo marino (Crocodylus porosus) y puede llegar a los 1200 Kg de peso. A pesar del tamaño que pueden alcanzar, comienza su vida adulta cuando apenas rondan los 30 cm de tamaño.

Se trata de uno de los reptiles más longevos que se conocen. Un ejemplar adulto puede cumplir sin mucho problema los 70 años. De hecho, en un Zoo de Australia existe una hembra cuya edad se estima en los 130 años.

Cocodrilo más grande en cautiverio

El estilo de vida de los cocodrilos es bastante inactivo, en parte por disponer de un metabolismo lento y su gran tamaño. Según el número de presas disponibles son capaces de modificar ese metabolismo, haciéndolo más rápido o mas lento.  Es curioso que los cocodrilos no pueden masticar, pues no tienen dientes cortantes. Los suyos representan forma de cono y sirven para sujetar a las presas. Si muerden un animal que no pueden tragar, lo arrastran hasta el fondo, lo sujetan a un tronco o una piedra y lo despedazan a bocados y girando en el agua. A veces, el cocodrilo espera a que su presa se descomponga y se ablande.

Por otro lado su tamaño no quiere decir que sea animales lentos, ya que pueden llegar a “correr” hasta los 60 Km/h, detalle que no tenido en cuenta puede causar ataques al no establecer distancias de seguridad apropiadas.

Las fosas nasales de un cocodrílido y sus ojos se encuentran en la parte superior de la cabeza, lo que le permite ver y respirar mientras permanece en el agua. Puede respirar parcialmente sumergido, cerrando un pliegue de la garganta que evita que el agua penetre en los pulmones. Bajo el agua, las fosas nasales y los oídos se cierran, y en sus ojos una membrana transparente se mueve en sentido transversal actuando como un tercer párpado.

Como en otras entregas os dejo un vídeo de los cocodrilos en acción.


 

Categorías:Ciencia Etiquetas: , ,

Grandes depredadores I: El Guepardo

Mie, 25 mayo, 2011 Los comentarios están cerrados

Con este artículo empezamos una serie de 10 artículos en la que hablaremos de los grandes depredadores de la naturaleza.

El primer animal que vamos a tratar es uno de los grandes depredadores africano, El Guepardo (Acinonyx jubatus). Miembro de la familia de los félidos, es famoso por ser el animal terrestre más veloz del planeta. Puede llegar a alcanzar velocidades puntas de 115 km/h en distancias que rondas los 500 metros, a lo que hay que añadir el gran repris que tiene, alcanza los 90 km/h en 2 segundos.

Para poder alcanzar esas velocidades su anatomía ha evolucionado dandole unas características muy especiales entre las que destaca un corazón mucho más grande en proporción que el de otros felinos; y una cola, que según los investigadores le proporciona la estabilidad cuando está persiguiendo a sus presas.

El Depredador sin apetito

Una de las características más representativas es su colorida piel. La combinación de colores le permite ser “invisible” durante su cacerías, y de esta manera tener más posibilidades de apresar a las gacelas thomson, su presa habitual.

A continación os dejo con un vídeo de la serie de televisión Naturaleza Salvaje donde podéis ver en acción a este depredador africano.

A %d blogueros les gusta esto: