Archivo

Posts Tagged ‘ciencia ficción’

“Mission to Mars” (2000)

Vie, 25 marzo, 2011 Los comentarios están cerrados

Esta semana me apetecía ver una película de acción, de esas que ves para entretenerte un rato sin buscar ninguna excelencia, simple entretenimiento. Para no repetir con las que ya tengo me dispuse a ampliar horizontes con una película que me andaba rondando desde hacía tiempo (fui un verdadero friki de “Sliders”, o “Salto al infinito” en España, serie en la que Jerry O’Connell es el protagonista) pero que por unas cosas u otras no veía. No era mi intención que fuera la protagonista de la entrada del blog de esta semana, pero después de lo que mis ojos sufrieron, no puedo más que poneros sobre aviso.

Mission to Mars”, “Misión a Marte” (enlace sobre el planeta) en España, es el claro ejemplo de que Hollywood también se equivoca. La verdad que no entiendo como pudo salir lo que salió. A saber:

1. la película cuenta con un presupuesto de unos 90 millones de dólares.

2. el director de la “obra maestra” es nada más y nada menos que Brian de Palma (director de películas como “Scarface, el precio del poder”, “Misión Imposible” (la buena, la primera), “Vestida para matar” o “Los intocables de Elliot Ness”).

3. cuenta con actores más que decentes, es decir, Tim Robbins (“Cadena perpetua”, “Mystic River” o “La vida secreta de las palabras”), Gary Sinise (“Apolo 13”, “Forrest Gump” o “CSI: Nueva York”), Don Cheadle (“Ocean’s Eleven”, “Crash” o “Hotel Rwanda”), Connie Nielsen (“Gladiator” o “Retratos de una obsesión”) y Jerry O’Connell (que el tío no es un genio, pero siempre cumple).

4. la banda sonora corre a cargo del grandísimo Ennio Morricone.

5. la película trata sobre el espacio, un tema siempre apasionante y, relativamente, fácil de “utilizar” o trabajar con él. Leer más…

Anuncios

“District 9” (2009)

Vie, 31 diciembre, 2010 2 comentarios

La última película del año que os traigo no es sobre la navidad o sobre el fin del año, muy socorrido en el mundo del cine como el fin del mundo (aunque me he quedado con ganas de hablaros de “El Día de la Bestia”, de Alex de la Iglesia); en esta ocasión toca el género de ciencia ficción. Posiblemente sea éste uno de los géneros más explorados en el cine, así como, seguramente, el género que más adeptos e incondicionales posea, gracias a la facilidad que tiene la ciencia ficción para realizar secuelas, precuelas, series, historias paralelas, etc. Trilogías como “Terminator” o “El Señor de los Anillos”, autenticas series como “Star Trek”, “Alien” o “Star Wars”, o películas de culto como “2001: Una odisea del Espacio” o “E.T.: El extraterrestre” son un pequeño ejemplo de la larga lista que existe en este género. Aunque repasando estos ejemplos podamos pensar que el espacio y los extraterrestres sean el tema principal de la ciencia ficción, esto no es así. Bien es verdad que es un tema  exprimido hasta la saciedad, pero ni mucho menos el único en el género: los robots, viajes en el tiempo, experimentos científicos, guerras nucleares, Apocalipsis y un largo etcétera son el sustento de la ciencia ficción, solamente limitado por nuestra propia imaginación.

Una gran dosis de todos estos temas tenemos en Distrito 9. Tenemos extraterrestres que llegan a la tierra, robots, algunos experimentos científicos y sobretodo conflicto “bélico” entre nosotros (por nosotros me refiero a los humanos) y ellos. En un primer vistazo la cinta nos relata la historia que surge tras la llegada de una nave espacial. Después de averiarse, pararse o dios sabe que (realmente no es tan importante), la raza humana se ve “obligada” a investigarla, descubriendo que en su interior continúan con vida un gran número de extraterrestres muy parecidos a nuestros insectos, en la películas denominados bichos (en español, porque en inglés son gambas). Estos bichos poseen una forma de organización que se asemeja a la estructura social tipo panal de abeja, por lo que la clase más inferior (prácticamente la totalidad de los que han sobrevivido) carece de iniciativa, inteligencia o lo que nosotros llamamos educación. Dado esto, se decide recluirlos en una zona para que sigan viviendo pero no nos molesten mucho. Hasta aquí los primeros seis minutos de película que sirven para ubicarnos en esta nueva realidad que plantea el guionista y director Neill Blomkamp. Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: