Archivo

Posts Tagged ‘II Guerra Mundial’

“The pianist” (2002)

Vie, 4 febrero, 2011 Los comentarios están cerrados

Esta semana os traigo cine bélico, pero no un film al uso del género. Muchas películas se han hecho sobre la Segunda Guerra Mundial, quizás demasiadas, ya no se suele aportar nada o casi nada. Pero éste no es el caso, nos encontramos ante una película diferente por su planteamiento. No se nos contarán batallas épicas como “Stalingrado”, no se nos mostrarán apenas los campos de exterminio como “La lista de Schindler”, no habrá incursiones épicas como “Salvar al Soldado Ryan”… veremos como sobrevive un pianista a la invasión nazi de Varsovia. Veremos como subsistía la gente que se quedó en las ciudades, no la que fue a los campos, veremos como era vivir en los guetos.

The pianist” (El pianista), dirigida por Roman Polanski, narra la historia del pianista Wladyslaw Szpilman (Adrien Brody) en la Varsovia ocupa durante la Segunda Guerra Mundial. Este músico que tocaba en la radio polaca fue “desplazado” junto con su familia al gueto que se creo en dicha ciudad. Su profesión le ayudó ha sobrevivir en varias ocasiones, una de ellas cuando trasladan a su familia al campo de concentración de Treblinka. Tras ello Wladyslaw logra sobrevivir trabajando como obrero para los nazis reconstruyendo el gueto. Consigue escapar a la zona aria de Varsovia y es ayudado por polacos que lo esconden en pisos vacíos. Cuando los alemanes retroceden líneas nuestro protagonista deambula por una ciudad fantasma pasando verdaderas penurias. En una casa prácticamente derruida se “instala” en la buhardilla pero es descubierto por un oficial alemán Wilm Hosenfeld (Thomas Kretschmann) que decide protegerlo y ayudarlo hasta el fin de la ocupación de Varsovia. Aunque os parezca que os he fastidiado la película con mi “pequeña” sinopsis, no es así. La importancia o belleza de la película no radica tanto en qué hechos narra sino en como son contados, que vemos en pantalla y en los análisis o interpretaciones que cada uno hagamos tras visionarla.

Esta es una película fría, dura, en su argumento y en su realización. Con interpretaciones muy sólidas y bien llevadas. Adrien Brody realiza un trabajo magnífico, y aunque no soy mucho de premios, como ya sabéis, en esta ocasión el oscar que consiguió es del todo merecido. Ha destacar, por supuesto, la banda sonora (en una película sobre un pianista no podía ser de otra forma). Leer más…

“Flags of Our Fathers” (2006)

Vie, 3 diciembre, 2010 Los comentarios están cerrados

Hoy os quiero acercar a la imagen de Clint Eastwood. Para aquel que no siga más o menos de cerca el cine, el bueno de Clint puede que sea solo aquel tío tan inexpresivo que hacía western, el hombre que miraba directamente a la muerte aferrándose a su revolver. Y durante mucho tiempo, así fue, sobretodo mientras fue actor. Por mi reticencia al cine de western puro, nunca fui un gran admirador de este americano “enclenque”. Hasta que me asomé a su cine como director y descubrí al que posiblemente sea mi director preferido. Se puede marcar una verdadera barricada diferenciadora entre su etapa como actor y como director, se parecen en poco, tan solo se mantiene el uso de la violencia como parte intrínseca de sus historia, como mecanismo humano de separación, de segregación, pero también de unión. Las historias y temas que Eastwood trata en películas como “Cartas desde Iwo Jima”, “Million Dollar Baby”, “Gran Torino” o “Los puentes de Madison” (si, también es el director) nos muestran personajes muy profundos, melancólicos, atormentados o simplemente quemados.  Historias de gran contenido moral y sentimental, aderezadas con una profunda y dura crítica.

En esta línea se encuentra la película de esta semana, “Flags of Our Fathers” (“Banderas de nuestros padres”). El film narra el momento en que los soldados americanos clavan su bandera en la isla japonesa de Iwo Jima durante la II Guerra Mundial, y los acontecimientos posteriores en los que se ven envueltos los protagonistas. Mediante constantes flashbacks, en ocasiones un tanto caóticos, el bueno de Clint nos va explicando aquello que debemos saber para ir comprendiendo a los personajes, mientras, de paso, nos mantiene enganchados tanto a la narración bélica de la batalla, como a los sucesos posteriores que vivieron los encargados de clavar aquella bandera.

La ofensiva en la isla no llega a grandes películas como “Salvar al soldado Ryan”, bien es verdad, que este film no pide lo mismo por su alto contenido sentimental. La acción y los efectos son más que aceptables, pero no deja el mismo regusto que el gran desembarco en la playa de la película de Steven Spielberg. Por su parte la historia posterior, nos cuenta como son utilizados para recaudar dinero aquellos soldados, puesto que son obligados a emprender una gira por todo Estados Unidos vendiendo su imagen y contando lo mucho que sus compañeros del frente necesitan su apoyo económico. Esta nueva “misión” no es igualmente aceptada por los tres soldados que la emprenden, pagando un alto castigo.

He de decir, que aunque Clint Eastwood suele usar en sus películas una dura crítica hacia su país, también suele acabarlas con un punto de aceptación que yo no acabo de tragar, seguramente porque aquí, al otro lado del charco, no entendemos el patriotismo o la crítica a él, de la misma manera. A pesar de lo duro que haya sido el ataque que a propinado en el film, siempre acaba como que dijera: “Que mal hacemos las cosas, pero joder, los americanos son gente tan increíble que hacen del país una maravilla”.

Para terminar me gustaría destacar que se hace curioso ver al protagonista de “Crueles intenciones” o “Se lo que hicisteis el último verano”, Ryan Phillippe, realizar una interpretación tan buena de una persona tan seria y profunda. Lo que aprovecho para recordaros que la mayoría de los actores no es que sean malos, en muchas ocasiones el problema es lo malo que es el guión o lo mal que el director les a dirigido.

Aquí os dejo el trailer, pero si teneis intención de verla (si no la habeis visto ya), no lo veais, es mejor que la película os vaya sorprendiendo y no la sorprendais vosotros a ella adelantándoos a lo que va a decir tal o cual personaje.

A %d blogueros les gusta esto: