Inicio > Cine > “Requiem for a Dream” (2000)

“Requiem for a Dream” (2000)

Vie, 3 junio, 2011

Hola de nuevo a tod@s, volvemos un viernes más con otra película. Para no variar respecto a mi último post hoy os hablaré de una de mis películas favoritas, ya lo sé, tengo muchas. En esta ocasión el film del que os voy a hablar podría ser un claro ejemplo de que para hacer una buenísima película no es necesario un reparto lleno de estrellas, un director laureado o un porrón de millones en la cuenta esperando ser gastados para efectos por ordenador.

Requiem for a dream”, “Réquiem por un sueño” en España, nos cuenta la historia de 4 personas que sufren algún tipo de adicción, ya sean las drogas, los sueños o los concursos de la tele. Una película con un gran sentido y contenido interno. Sin abusar de grandes escenas dramáticas o tremendistas consigue que sintamos empatía con personas que sin ser “malas” o faltas de valores están enganchadas a una realidad “alternativa”. En su visionado nos vamos a encontrar personajes que, aunque, continuamente se empeñan en tomar decisiones correctas en busca de sus propios sueños, son incapaces de ver que siempre escogen las erróneas. Las actuaciones llegan a ponernos la piel de gallina, en especial Sara Goldfard (interpretada por Ellen Burstyn), aunque las demás no pueden dejar a nadie indiferente, eso sí, para aquellos que sean de mi generación, siempre nos chocará ver al actor de “Scary Movie“, Marlon Wayans, en un papel dramático.

Es posible que donde más llama la atención la película, aunque parezca mentira, es en el apartado técnico, me explico. La gran narrativa del film, permite al director, Darren Aronofsky (el mismo que “Cisne Negro”, aquí mi post sobre la película) jugar mucho con el apartado técnico. Los primeros planos en movimiento sobre el personaje (para que me entendais, que ningún entendido me pegue), el montaje ultrarrápido e inolvidable de los pinchazos o la drogadicción, la música lenta en escenas claves o la impresionante e impactante banda sonora (en esta entrada sobre BSO’s la analizo) hacen del film una película técnicamente curiosa y muy atractiva de ver. Hay quien opine que estos “efectos” consiguen hacer la película mucho más llamativa, consiguiendo que perdamos de vista que el contenido en sí no es gran cosa. En mi defensa solo puedo decir, ya lo he dicho en más de una ocasión, que el cine sobre todo es feeling, si una película consigue conectar con el espectador, sea por lo que sea, nadie tiene derecho a poner en duda la calidad del producto.

Poco más quiero decir sobre “Requiem for a dream”, siendo fiel a mi política de no desvelar casi nada sobre las películas de las que hablo, solo quiero que si no la habéis visto, la veáis en cuanto podáis; y si la habéis visto la volváis a ver. Os aseguro que no perderéis el tiempo. La hora y media que dura no se os hará en ningún momento larga y disfrutareis comprendiendo a los personajes y sus decisiones. El apartado técnico os mostrará un cine que sin ser demasiado rimbombante está muy tratado y pensado. Las interpretaciones os deleitarán y la música os enganchará. Para terminar puntualizaré que la película es dura de ver por el tema que trata, no está diseñada para reír sino para reflexionar.

Mejor que el tráiler os dejo la banda sonora, merece la pena (Pablo, gracias por el enlace).

Anuncios
  1. Lobato
    Vie, 3 junio, 2011 en 3:20 pm

    Grandísima película y mejor banda sonora. Me encanta!

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: