Inicio > Cine > “Léon” (1994)

“Léon” (1994)

Vie, 13 mayo, 2011

Después de esta larga temporada sin actualizar por motivos laborales, espero continuar con mi anterior compromiso, compromiso que adquirí con todos vosotros que me seguís (se que sois pocos, pero fieles) y con mis compañeros de página.

Que mejor manera de volver que con una de mis películas favoritas. No es ésta una obra maestra, ni mucho menos. No tiene una línea argumental genialmente estructurada, no posee diálogos propios de una novela premiada, no tiene actuaciones estelares, no veremos grandes efectos especiales… eppur si muove (“y, sin embargo, se mueve” que diría Galileo). ¿Cómo es posible entonces que una película que no tiene nada de lo indicado brille continuamente? Algo tan sencillo como difícil de lograr, elaborar un producto o contenido con gusto.

Léon” (“El profesional (Léon)” en España) nos cuenta la ya mítica historia de un adulto y una niña-adolescente, que por circunstancias del destino acaban compartiendo su vida y todo lo que surge entonces. Quién conozca la mítica película “Lolita” sabrá por donde van los tiros de este film, pues se le podría considerar casi un “remake” o interpretación libre de ésta. Antes de nada, aclararé, por si acaso, que nada tiene que ver con relaciones muy cuestionables éticamente o de moralidad dudosa. Quizás, todo lo contrario. En sí, la trama espesa de la película podría ser otra o estar contada de cualquier forma sin alterar el verdadero contenido de la misma. A pesar de ello, seguiré en mi línea de no desvelaros casi nada sobre lo que vamos a ver, pues si no, ¿para que ver algo que no nos va a sorprender?. Mi objetivo es conseguir picaros el gusanillo para que veáis la película, para que disfrutéis del cine, no para que conozcáis de qué van las películas que a mí me gustan.

Como dije anteriormente el éxito de “El profesional (Léon)” es su dulzura, la gran sensibilidad que desprende, la delicadeza con que se tratan los personajes y las situaciones. Quizá alguien no esté de acuerdo conmigo en las interpretaciones. Yo considero que no son magistrales, pero reconozco que son muy creíbles y están muy bien logradas. Sin olvidarme que fue la primera película de la jovencísima, por entonces tan solo tenía 13 años, Natalie Portman, y que solventó de manera sorprendente, dando visos de la actriz que es en la actualidad. Jean Reno (como curiosidad deciros que su verdadero nombre es Juan Moreno y Herrera Jiménez), coprotagonista, por su parte, muestra lo segura que es su elección para cualquier tipo de papel.

El apartado visual si bien no es espectacular, posee gran cantidad de detalles, sobre todo encuadres y planos, muy destacables. El guión, aunque no maravilloso, es muy correcto. Es decir, no entra en florituras innecesarias. Se limita a contar lo que hay sin “entorpecer” en exceso con una visión muy particular o curiosa de los hechos. Apuntalado por diálogos comunes y básicos (que no malos, cuidado). Recubierto por una excelente banda sonora, que como ya expliqué en las entradas referentes a las B.S.O. (1 y 2) nos sumergen en el mundo y los sentimientos plasmados en la pantalla. Creo que todo lo expuesto en éste párrafo ayuda, y mucho, a otorgar el aire de credibilidad y sencillez que tanto me gusta, particularmente, de la película.

Que más deciros que no sea que la veáis, estoy convencido que disfrutareis tanto como yo, o más, de esta deliciosa película. Os aseguro que todas las limitaciones del film (que las tiene) se os olvidarán cuando la música de los créditos rebote en vuestras paredes auditivas camino de vuestros tímpanos. Como es costumbre no os dejo el trailer de la película, esta vez ni me e dignado en buscarlo, os dejo el video de la audición que realizó Natalie Portman para la película, recordar, nació en Junio de 1981 y la película se estrenó en 1994. Que la disfruteis.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: