Inicio > Cine > “Mission to Mars” (2000)

“Mission to Mars” (2000)

Vie, 25 marzo, 2011

Esta semana me apetecía ver una película de acción, de esas que ves para entretenerte un rato sin buscar ninguna excelencia, simple entretenimiento. Para no repetir con las que ya tengo me dispuse a ampliar horizontes con una película que me andaba rondando desde hacía tiempo (fui un verdadero friki de “Sliders”, o “Salto al infinito” en España, serie en la que Jerry O’Connell es el protagonista) pero que por unas cosas u otras no veía. No era mi intención que fuera la protagonista de la entrada del blog de esta semana, pero después de lo que mis ojos sufrieron, no puedo más que poneros sobre aviso.

Mission to Mars”, “Misión a Marte” (enlace sobre el planeta) en España, es el claro ejemplo de que Hollywood también se equivoca. La verdad que no entiendo como pudo salir lo que salió. A saber:

1. la película cuenta con un presupuesto de unos 90 millones de dólares.

2. el director de la “obra maestra” es nada más y nada menos que Brian de Palma (director de películas como “Scarface, el precio del poder”, “Misión Imposible” (la buena, la primera), “Vestida para matar” o “Los intocables de Elliot Ness”).

3. cuenta con actores más que decentes, es decir, Tim Robbins (“Cadena perpetua”, “Mystic River” o “La vida secreta de las palabras”), Gary Sinise (“Apolo 13”, “Forrest Gump” o “CSI: Nueva York”), Don Cheadle (“Ocean’s Eleven”, “Crash” o “Hotel Rwanda”), Connie Nielsen (“Gladiator” o “Retratos de una obsesión”) y Jerry O’Connell (que el tío no es un genio, pero siempre cumple).

4. la banda sonora corre a cargo del grandísimo Ennio Morricone.

5. la película trata sobre el espacio, un tema siempre apasionante y, relativamente, fácil de “utilizar” o trabajar con él.

Solo con esta enumeración la película debía ser un éxito y seguramente eso pensaron los productores de la misma, que no pensaban recaudar tan solo dos tercios de lo invertido, eso es, la película solo recaudó 60 millones de dólares y se gastaron 90.

Y es que en la película solo se salvan los actores, que a pesar de contar con un guión pésimo, consiguieron solventarlo con profesionalidad. La dirección es cuanto menos sospechosamente inexistente, la música en momentos raya con el ¿pero esto…..?, la narrativa es más bien escasa, el guión está mal planificado, la tensión es prácticamente inexistente, etc. No escribo más porque no quiero cansaros.

Para que os situéis y comprendáis hasta que punto la película es “cómica”. La trama básica consiste en una expedición en el año 2020 (solo 20 años después de cuando parieron este engendro) a Marte. Van a ir dos naves, primero una que informará y se asentará y la siguiente que va de apoyo posterior para organizar una futura colonia humana. Hasta aquí nadie me puede negar que la historia tiene tirón. Pero ahora, dos puntualizaciones pa que veáis. En la tierra hablan de que cuando llegue la segunda nave, organizarán un partido de béisbol en la superficie de Marte y, la segunda y más importante, hablan de lo importante que es que un hombre pise por primera vez Marte, ¡Y NO LO ENSEÑAN! Por no hablar de que tardan mil años en llegar al susodicho planeta, que esta bien que las pasen canutas para llegar, pero a ver…que la película trata de lo que encuentra la primera nave en el planeta…por Dios…un poco de seriedad.

Seguramente estáis que “no cavéis en vosotros de las ganas de verla”, pero es que todavía no os he dicho que la película contiene multitud de situaciones en las que las leyes de la física no existen. Y no lo dice el premio novel de física, precisamente, lo dice un tío que estudio el bachiller por la vía de Humanidades y Ciencias Sociales. Vamos, que no tengo ni pajolera idea.

Tan solo señalaré un error más de la película para que no flipéis demasiado. Y es que se aprecian unos cuantos fallos “graves” de raccord (cuando en planos consecutivos en los que no puede haber elipsis temporal, se producen cambios de vestimenta, de colocación, de comida, etc.), el más claro al final de la peli, cuando un personaje parece tener dos trajes espaciales dependiendo la cámara que le enfoque.

En fin, una película que recomiendo evitéis todo lo que podáis, es más, pegaos tiras de celo en los ojos si os encontráis delante de la tele cuando se emita, dios no lo quiera. No merece la pena perder el tiempo con ella, os lo aseguro. Espero que por lo menos os hayáis reído leyendo la entrada y os haya evitado una futura hora y media de sufrimiento ocular y auditivo. Os dejo el trailer, que para no variar sigue con la lamentable línea de la película y lo cuenta prácticamente todo.

P.D.: ¿Alguien me puede decir porque tienen la manía de poner siempre en las naves espaciales algo que está todo el rato girando alrededor de la base central de la nave espacial?¿No se dan cuenta que es algo poco práctico y que, muy probablemente, a ningún diseñador o arquitecto, o lo que sea, se le ocurriría añadir en el proyecto?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: