Inicio > Ciencia > Vitrocerámica de Inducción, ¿cómo funciona?

Vitrocerámica de Inducción, ¿cómo funciona?

Sab, 5 febrero, 2011

Cocina mixta con inducción y espirales térmicas

A simple vista no existe ninguna diferencia entre una placa de inducción y el clásico hornillo tradicional que lleve una superficie de vitrocerámica y funcione como las viejas cocinas metálicas. Cuando se caliente las espirales metálicas que hay bajo la tapa, el calor se transmite al fondo de las ollas y sartenes. Eso tiene como consecuencia que la superficie que se acaba de utilizar mantiene todavía el calor durante mucho tiempo y existe el indudable peligro de quemarse.

Las cocinas de inducción actúan de forma que el calor actúa directamente sobre el fondo de la olla y no calienta la placa, que sólo recibe el calor emitido por el fondo de los recipientes. En conjunto todo funciona según el llamado principio de inducción, que persigue la generación de tensión eléctrica por medio de la modificación permanente de unos campo magnéticos.

Una bobina de inducción debajo de la placa de la cocina es atravesada por la corriente alterna. Esto sirve para que el campo magnético esté cambiando constantemente, de forma que en el fondo de los cacharros de cocina aparece una tensión, la corriente de inducción, también denominada corriente parásita. La condición para que funcione este principio físico es que el fondo del menaje de cocina esté fabrica con un material ferromagnético.

1- Bobina que genera el campo electromagnético. 2 - Superficie ferromagnética. 3 - Comida a calentar. 4 - Recipiente

El acero es uno de ellos pero, en cambio, no lo es el cobre ni tampoco la cerámica o el aluminio. En general se puede afirmar que son adecuados todos aquellos materiales que son atraídos por los imanes tradicionales. Reaccionan ante el campo magnético de la cocina que, en caso contrario, no se propagaría uniformemente en todas las direcciones. Si no se utiliza menaje de cocina con fondo ferromagnético, la comida no se calentará.

TavoDato: La corriente parásita se utilizan también para el frenado de discos o ruedas, ya que se producen una serie de fuerzas electromecánicas que hacen que se produzca el frenado. Os dejo un video de demostración.

Vía | ¿Cuánto pesa una nube? de Iris Hammelmann

Más información | theinductionsite.com: how it works [ENG]

About these ads
Categorías:Ciencia Etiquetas: , ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: