Inicio > Cine > “The pianist” (2002)

“The pianist” (2002)

Vie, 4 febrero, 2011

Esta semana os traigo cine bélico, pero no un film al uso del género. Muchas películas se han hecho sobre la Segunda Guerra Mundial, quizás demasiadas, ya no se suele aportar nada o casi nada. Pero éste no es el caso, nos encontramos ante una película diferente por su planteamiento. No se nos contarán batallas épicas como “Stalingrado”, no se nos mostrarán apenas los campos de exterminio como “La lista de Schindler”, no habrá incursiones épicas como “Salvar al Soldado Ryan”… veremos como sobrevive un pianista a la invasión nazi de Varsovia. Veremos como subsistía la gente que se quedó en las ciudades, no la que fue a los campos, veremos como era vivir en los guetos.

The pianist” (El pianista), dirigida por Roman Polanski, narra la historia del pianista Wladyslaw Szpilman (Adrien Brody) en la Varsovia ocupa durante la Segunda Guerra Mundial. Este músico que tocaba en la radio polaca fue “desplazado” junto con su familia al gueto que se creo en dicha ciudad. Su profesión le ayudó ha sobrevivir en varias ocasiones, una de ellas cuando trasladan a su familia al campo de concentración de Treblinka. Tras ello Wladyslaw logra sobrevivir trabajando como obrero para los nazis reconstruyendo el gueto. Consigue escapar a la zona aria de Varsovia y es ayudado por polacos que lo esconden en pisos vacíos. Cuando los alemanes retroceden líneas nuestro protagonista deambula por una ciudad fantasma pasando verdaderas penurias. En una casa prácticamente derruida se “instala” en la buhardilla pero es descubierto por un oficial alemán Wilm Hosenfeld (Thomas Kretschmann) que decide protegerlo y ayudarlo hasta el fin de la ocupación de Varsovia. Aunque os parezca que os he fastidiado la película con mi “pequeña” sinopsis, no es así. La importancia o belleza de la película no radica tanto en qué hechos narra sino en como son contados, que vemos en pantalla y en los análisis o interpretaciones que cada uno hagamos tras visionarla.

Esta es una película fría, dura, en su argumento y en su realización. Con interpretaciones muy sólidas y bien llevadas. Adrien Brody realiza un trabajo magnífico, y aunque no soy mucho de premios, como ya sabéis, en esta ocasión el oscar que consiguió es del todo merecido. Ha destacar, por supuesto, la banda sonora (en una película sobre un pianista no podía ser de otra forma).

Para concluir, mencionar que la historia que se nos cuenta es íntegramente real, no solo basada en hechos reales, sino que cada capítulo que se nos cuenta ocurrió de cierto (bien es verdad que pequeños detalles han sido modificados, como es lógico, pero carecen de relevancia), puesto que el guión es una adaptación de las memorias que el propio Wladyslaw Szpilman escribió. Destacar también que ahora se sabe que el oficial nazi Wilm Hosenfeld no solo ayudó a Szpilman, sino a otros muchos polacos y a raíz de la película se le han otorgado varios reconocimientos en los últimos años.

El pianista es una película para disfrutar, con la que empatizaremos y pensaremos sobre los hechos ocurridos. Es posible que no pasemos casi dos horas y media maravillosas, pero si que disfrutaremos de buen cine. Recomiendo, si es posible, que la veáis acompañados, puesto que tras su visionado, seguramente, tengáis una buena charla compartiendo vuestras impresiones.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: