Inicio > Cine > “Snatch” (2000)

“Snatch” (2000)

Vie, 28 enero, 2011

Esta semana os traiga una película de la misma línea que “Burn After Reading”, que ya comenté en su día. Comparten la consecución de situaciones delirantes que se resuelven de la manera más inverosímil posible y unas grandes actuaciones. Aparte de esto, estas dos películas tienen poco que ver: sus personajes tienen profundidades diferentes y desarrollos casi antagonistas, tratan temas muy diferentes y técnicamente son como la velocidad y el tocino.

En “Snatch” (“Snatch: cerdos y diamantes” en España) nos cuentan la aventura que vive un enorme diamante desde que es robado hasta que “llega” a su último propietario. Pasará por unas cuantas manos y provocará que los personajes se vean envueltos en una trama con multitud de giros, algunos previsibles y otros no tanto. Uno de los protagonistas, El Turco (Jason Statham), será nuestro narrador, nos presentará uno a uno a los personajes y nos dibujará con leves pinceladas el paisaje en el que se desarrollará la historia. Pero no es el único involucrado, Franky Cuatro Dedos (Benicio del Toro), Avi ‘Cousin’ Denovitz (Dennis Farina), Tony Dientes de Bala (Vinnie Jones), Mickey O’Neil (Brad Pitt), El Ladrillo (Alan Ford), Tommy (Stephen Graham), Sol (Lennie James), Vinny (Robbie Gee), Doug El Cerebro (Mike Reid) o Boris El Navaja (Rade Serbedzija), se verán envueltos en “misiones” y enfrentamientos los unos contra los otros que convertirá a Londres en una ciudad en la que las personas no mueren cuando las disparan, los judíos solo aparentan ser judíos, a los tirados (al parecer es la traducción de gitanos) no se les entiende lo que dicen, un sádico da de comer cadáver a los cerdos… una auténtica locura que al final sorprende lo bien organizada que está al verla en conjunto.

Pero no solo de personajes curiosos y un magnífico guión vive la película, la técnica y el montaje son fantásticos. Las transiciones entre escenas son magníficas, encajan perfectamente y aportan aire fresco por lo originales y sencillas que son en el fondo. La presentación de los personajes a modo casi de cómic se ajusta totalmente al estilo del film, y también sorprende por su sencillez. Los continuos primeros planos remarcan y apoyan perfectamente al guión, sin llegar a ser pesados. Las paradas de imagen o cámaras lentas ayudan a prestar más atención al narrador y no perdernos información “importante” para entender el devenir de la película. También el apartado sonoro está a muy bien nivel, no solo las canciones que inundan el film y añaden mayor ritmo, sino también los fragmentos que encuadran y apoyan la narración.

Una pega de la película quizás sea que si no se está bien atento al principio, cuando se presentan los personajes, en algún momento del metraje nos podremos descolocar levemente; sin querer decir esto que sea importantísimo permanecer muy atentos, pero nos ayudará a saber perfectamente donde estamos y que es lo que puede ocurrir. De la misma manera se hace un poco desconcertante no entender a los tirados, aunque nos produzcan más de una risa.

En definitiva una película muy recomendable, la hora y media escasa que dura se nos hará muy corta por la cantidad de giros que se producen. El trabajo de todos los actores es magnífico y nos reiremos continuamente por lo absurdo de las situaciones, paradigmas todas ellas de un buen facepalm o un wtf?. Como pequeña muestra de lo delirante de la película aquí os dejo una de las mejores escenas, entre otras muchas. Espero que os guste.

Anuncios
  1. Anónimo
    Vie, 28 enero, 2011 en 1:05 pm

    Peazo pelicula XD. yo ya la había visto jajaja

    Soy Tavo, 😛

  2. Alf
    Vie, 28 enero, 2011 en 10:33 pm

    Eso si que es ser anónimo.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: