Inicio > Cine > “Airbag” (1997)

“Airbag” (1997)

Vie, 14 enero, 2011

Este viernes en la sección de cine os traigo una película española, para variar un poco. Cada vez que veo esta película tengo más claro que el futuro del cine español (su supervivencia económica) pasa por elaborar productos que sigan la línea de éste film o de otros, más o menos, similares, como “Torrente” (la primera, sin lugar a dudas) o “El día de la Bestia”. Películas que aúnen técnica y humor, guiones muy trabajos y una producción y/o realización (efectos especiales, por ejemplo) económicamente, no tanto, muy elevada, sino más bien, muy cuidada y bien planificada, para aprovechar al máximo los recursos que se tienen en España (que como ya expliqué en mi primera entrada del blog, la película “The Machinist”, los hay sin lugar a dudas).

Airbag es el resultado del más puro cine español. Películas que siempre gustaron a los espectadores, películas que entretenían (porque al final se trata de eso, de hacer que alguien disfrute, se emocione, rabie o ría, que alguien goze, a su modo, de este entretenimiento). Me refiero al cine de Pajares y Esteso, de José Luis López Vázquez, de Agustín González, de Alfredo Landa o de Paco Martínez Soria. Humor sobretodo. Porque si algo caracteriza al español “medio”, en mi humilde opinión, es el gusto por el humor, por el cachondeo, por el pique…desde siempre hemos sabido refugiarnos en el humor para superar o sobrellevar etapas malas y no tan buenas.

Como digo, Airbag es una película en la que prima el guión (de Juanma Bajo Ulloa, Fernando Guillén Cuervo y Karra Elejalde). Un texto cuidado hasta la saciedad, donde se puede encontrar siempre un doble sentido o un chiste oculto. Pero donde, sobretodo, destacan los diálogos, reales y graciosos a cada frase “el concepto”, “eso no son maneras, son alardes”, “o si, o no, o que se yo”, “muy profesional”, “igual que te digo una cosa te digo la otra”, “como iba a sabe yo que tenía 10 años”, “vamos a llevarnos bien porque si no van a haber ondonadas de ostias aquí” y un largo etcétera de expresiones con las que uno no puede resistirse a esbozar, como mínimo, una sonrisa. Pero no solo de eso vive el film, la dirección (a cargo de Juanma Bajo Ulloa) destaca sobretodo por planos muy imaginativos (por ejemplo, la llegada al Club Big o las conversaciones en casa de la marquesa) y una destacable dirección de los actores. La banda sonora también sobresale por lo acertado y variopinto de la misma.

Para los que no la habéis visto ya, os transcribo el resumen que hace el protagonista, Juan José Ortiz de Zárate “Juantxo” (interpretado por Karra Elejalde), en el propio film “yo perdí mi anillo de compromiso en el culito de una mulatita preciosa, el señor Villambrosa lo encontró, casualmente, y yo lo vengo siguiendo puticlub tras puticlub”. Este es el resumen básico de la trama de la película, es decir, Juantxo y dos amigos, Pako y Konradín, van a celebrar la despedida del primero a un club cercano, donde Juantxo pierde su anillo de compromiso valorado en 30 millones de pesetas. Tras esto, los tres se conjuran para no volver antes de la boda, que se celebra en unas horas, sin el anillo. Mientras persiguen al jefe mafioso Villambrosa (quien lo “encuentra”) se ven envueltos en un intercambio de “centollos” y se convierten en “profesionales”.

Una película muy, muy recomendable. Disfrutaremos con intervenciones estelares como la de Karlos Arguiñano (quien solventa el papel muy dignamente), Maria de Medeiros (quien interpreta a Fátima do Espíritu Santo y que alguno reconocerá por su anterior papel en “Pulp Fiction”), Francisco Rabal (“Los santos inocentes”, interpretando a Villambrosa), Luis Cuenca (“Cuéntame cómo pasó”, interpretando a Souza), Alberto San Juan (“Días de Fútbol”, interpretando a Pako), Fernando Guillén Cuervo (“Sin tetas no hay paraíso” o “Quantum of Solace”, interpretando a Konradin), Albert Pla (interpretando a un sacerdote, cuanto menos, controvertido, pero muy gracioso) o la grandísima interpretación de Manuel Manquiña (“Gente pez” o “Torrente”, interpretando a Pazos) quien, sin lugar a dudas, lleva buena parte del peso humorístico de la película y con el que no podremos parar de reírnos, en un papel, que parece escrito, únicamente, para que él lo llevara a cabo. Espero que os guste, a continuación os dejo el trailer.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: