Inicio > Tecnología > ¿Cómo se protegen los artículos que se venden en los comercios?

¿Cómo se protegen los artículos que se venden en los comercios?

Lun, 13 diciembre, 2010

En pocos días llega la Navidad, época de felicidad y para pasarla en familia, pero también llega una de las épocas de mayor consumo del año: comida, ropa, juguetes para los niños, juguetes para los no tan niños, etc.

En estas fechas allá donde vayáis veréis las tiendas abarrotadas de gente con intención de comprar, pero también gente “amiga de lo ajeno”. Puede que mientras estéis en una tienda se dispare una estridente alarma. El timbrazo atrae naturalmente la atención, y resulta muy embarazoso para el afectado que ha “caído en la trampa” con su bolsa de la compra.

El desencadenante del ruido es un pequeño dispositivo colocado por el comerciante en la mercancía. Cuando aún no se ha pagado un artículo y, por tanto, no se le ha retirado el correspondiente precinto de seguridad, se dispara el sonido de alarma. Para eso sólo hace falta que la mercancía pase entre dos tabiques que leen la protección del artículo (evidentemente electrónica) y están colocados en la salida del comercio.

Las empresas de seguridad se afanan por diseñar nuevos sistemas antirrobo que los ladrones no puedan burlar. Un sistema básico antihurtos consiste en un par de tabiques colocados a la salida del establecimiento y una etiqueta o tag antihurto.

Existen una gran cantidad de modelos para las dos partes del sistema antihurto. Los tabiques hacen uso de varias tecnologías (acusticomagnéticas, radiofrecuencia, bluetooth, etc), la mayoría de ellas utilizando altas frecuencias.

Los precintos o etiquetas de seguridad también están disponibles en una variedad de modelos muy grande. Desde los más habitual de plástico con clavo que llevan incorporado un condensador que vibra ante las alta frecuencias y genera el sonido de la alarma; hasta los más modernos modelos que utilizan la tecnología RFID, la cual se puede poner en las simple etiquetas de las prendas, o etiquetas autoadhesivas para otros usos.

Algunos de los sistemas de detección se basan en detectar objetos metálicos colocados en los artículos a proteger, pero estos sistemas se diseñan de manera que unas llaves o la hebilla de un cinturón, e incluso un teléfono móvil normal, no interfieren en el campo de fuerzas, que sólo reacciona ante una frecuencia totalmente predeterminada. Cuando la mercancía ha sido abonada correctamente, o hace falta que el vendedor haga ningún esfuerzo exagerado para retirar del producto el precinto, le basta colocarlo brevemente sobre un aparato que desactiva el condensador o la etiqueta RFID, en cuyo caso no debe sonar nada al salir del establecimiento. En el caso del condensador, el aparato desactivador lo expone a una carga eléctrica de corta duración pero cuya intensidad resulta muy elevada para él. Cada condensador sólo puede aceptar una determinada carga, y si se sobrepasa se provoca su destrucción.

Vía | ¿Cuanto pesa una nube? de Iris Hammelmann.

Imágenes | Wikipedia, Wikimedia

Anuncios
Categorías:Tecnología Etiquetas: ,
  1. Alf
    Lun, 13 diciembre, 2010 en 9:02 pm

    Hablen de medidas de seguridad para tiendas españolas solo…. Aqui podrias entrar al super, llenar un carro y salir por la puerta que pasarian olimpicamente, de hecho aqui la gente se pica botellas y demas cuando les peta…
    Yo no, porque soy honrao y mi mama me da una hostia si se entera de que robo 😀

    • weevil2k2
      Mar, 14 diciembre, 2010 en 12:46 am

      Que me diiiiiices!!!!!!! O_O Cuanto daño hizo el Lazarillo de Tormes eh!!!! Aqui no nos fiamos ni de nuestros hermanos y con razón xD

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: