Inicio > Ciencia > ¿Por qué no guarda el calor la arena del desierto?

¿Por qué no guarda el calor la arena del desierto?

Lun, 6 diciembre, 2010

En algunas zonas desérticas reinan durante el día unas temperaturas extremadamente altas. El Desierto de LutDasht-e-Lut en Irán es según la Nasa uno de los desiertos más calurosos del mundo, en el que se han llegado a medir hasta los 70,7 ºC, sin embargo cuando cae la noche esa temperatura se disipa. Otro ejemplo lo podemos encontrar en el Sahara, el mayor desierto seco del mundo, situado en el norte de África, se llegan a medir hasta 60ºC. La arena está tan caliene que una persona descalza se abrasaría los pies. En cambio, el termómetro baja por las noches hasta los 10ºC negativos, de tal manera que la existen variaciones térmicas de 70 ºC en un periodo corto de tiempo.

Imagen del Desierto de Lut (Irán) en Wikipedia

El desierto no aprovecha nada las elevadas temperaturas del día, como ocurre por ejemplo en las regiones costeras, en las que el sol calienta el agua del mar. El motivo es bien sencillo. El agua tiene mejor capacidad de acumulación térmica que los objetos sólidos, como puede ser la arena del desierto. Esto reside en el hecho de que el agua es capaz de “guardar” mucha energía térmica para alcanzar la misma temperatura. Siendo un poco más técnicos, hablamos de capacidad calorífica para determinar la cantidad de energía que puede almacenar un material.

Por otro lado tenemos el calor específico de una sustancia que es una mangnitud física que se define como la cantidad de calor que hay que suministrar a la unidad de masa de una sustancia o sistema termodinámico para elevar su temperatura en una unidad. Comparando el calor específico del agua (4186 J/kg·K) con el de la arena seca (795 J/kg·K) podemos observar como

Pero por el contrario, en un espacio corto de tiempo la arena irradia, comparativamente hablando más energía si nos atendemos a los valores de conductividad 0,33-0,58 W/m·K para la arena, frente a los 0,026 W/m·K del agua. Si hubiese nubes, estas podrían hacer el efecto de una capa de aislamiento pero, como esas nubes suelen escaseas en los desiertos, el calor se dispersa sin impedimentos hacia el universo.

En definitiva, aunque la arena es capaz de almacenar un menor cantidad del energía, en este caso térmica, que el agua, pierde esa energía mucho más rápido.

Vía:

  • ¿Cuánto pesa una nube? de Iris Hammelmann
  • Desierto vacío de Irán, el lugar más cálido del planeta en 101 Lugares increíbles

Más información:

Anuncios
Categorías:Ciencia Etiquetas:
  1. Astiarraga
    Vie, 10 diciembre, 2010 en 11:12 am

    andar descalzo por arena tan caliente es como hacer la danza de los infieles de Ahmdadineyad …

    PD : tenía que ponerlo … XD

    • Alf
      Vie, 10 diciembre, 2010 en 10:59 pm

      La danza de los cero gayers!

  2. Lobato
    Vie, 10 diciembre, 2010 en 2:34 pm

    jajajajajaja.tremendo.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: