Inicio > Ciencia, Tecnología > El estetoscopio: Sencillo pero de gran utilidad.

El estetoscopio: Sencillo pero de gran utilidad.

Jue, 25 noviembre, 2010

Todos hemos ido al médico alguna vez y nos ha puesto en el pecho ese estetoscopio, que no me explico como, pero siempre esta congelado. Y hoy os voy a hablar de él; de su origen y de como funciona.

El primer estetoscopio fue inventado en Francia en 1816 por René Teófilo JacintoLaennec, pero no era exactamente como lo conocemos ahora. Consistía en un pequeño tubo de madera de unos 30 centímetros con los los extremos acabados en forma de cono. Como una especie de trompetilla.

 

Este primer estetoscopio no comenzó su evolución hasta 1851 cuando, Arthur Leared, inventó el estetoscopio biauricular y, al año siguiente,George Cammann perfeccionó el instrumento para su implementación comercial y producción en serie.

Rappaport y Sprague diseñaron un nuevo estetoscopio hacia el año 1940. El“Rappaport-Sprague” fue posteriormente lanzado por Hewlett Packard, y actualmente no faltan los cardiólogos que consideran que éste es el estetoscopio acústico más refinado. Muchos otros cambios fueron implementados hasta que en la década de 1960 el doctor Littmann (profesor en la Harvard Medical School) creó un nuevo estetoscopio que era más liviano que los previos. Littmann fue el punto cúlmine en la historia de instrumental médico llevado adelante por los mismos médicos. Sus artículos aún son los preferidos por la mayor parte de los clínicos de hoy.

Evolución del estetoscopio

 

Todos nos hacemos una idea de como funciona un estetoscopio, pero ¿cual es exactamente su mecanismo?.En la imagen que se encuentra un poco más abajo de estas lineas se puede ver la estructura y piezas que forman un estetoscopio actual.

Tiene una membrana y una campana. Cualquiera de las dos partes puede colocarse en el paciente. Las

dos detectan las señales acústicas que viajan a través de los tubos llenos de aire y llegan hasta los oídos del médico. La campana transmite los sonidos de baja frecuencia , es ideal para escuchar los pulmones. La membrana, en cambio, detecta las altas frecuencias y permite escuchar el corazón. En los años 70 se incorporó un amplificador de volumen de las frecuencias bajas.

Espero que la próxima mejora en el estetoscopio sea que no de la sensación de que te ponen un cubito de hielo cuando te auscultan.


 

 

Anuncios
Categorías:Ciencia, Tecnología Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. Jue, 25 noviembre, 2010 en 6:13 pm
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: