Inicio > Tecnología > Auriculares sin ruido

Auriculares sin ruido

Sab, 30 octubre, 2010

Desde que compré mi primer walkman, que por cierto lo van a dejar de fabricar este año, siempre he tenido un gran problema con los auriculares. Nunca he encontrado unos que me gusten.

Pero dejando gustos a parte, hoy os vengo hablar de una tecnología que permite crear auriculares para disfrutar de la música. Esta tecnología es la reducción de ruido.

Pero antes de saber como reducir el ruido, tenemos que saber qué es el ruido.

El ruido es un sonido que no deseamos oír por la razón que sea. Y como sonido se trata de una onda mecánica que se propaga por la variación de presión del aire. Cuando una fuente produce una variación de presión se forma un frente de ondas que se propagan a través de una funcional senoidal, que vista en un plano sería algo así como la imagen siguiente.

Propagación de ondas sonoras en el plano. By Christophe Dang Ngoc Chan (cdang)

Una vez que sabemos que es el ruido, es hora de reducirlo. Para ello disponemos de dos métodos o técnicas:

La reducción pasiva.

A través de diferentes materiales aislantes que absorben la ondas mecánicas podemos conseguir que la cantidad de ruido que llega al oído sea mínima, aunque si que apreciable.

La reducción activa.

A diferencia de la pasiva, se utiliza una serie de elementos electrónicos que eliminaran ese ruido. Y he aquí la cuestión, cómo podemos eliminar ese ruido. Como ya sabemos, el ruido es una onda mecánica y como tal puede sufrir interferencias con otras onda mecánicas. Estas interferencias pueden ser constructivas o destructivas, pero veamoslo mejor con una imagen.

Interferencias constructivas

En la imagen podemos observar como ondas enfrentadas con un desfase cero (las ondas tienen el mismo periodo) llegado un punto concreto generan una onda del doble de amplitud (distancia máxima entre la cresta el punto medio de la onda), es decir se han sumado o lo que es lo mismo se ha producido una interferencia constructiva.

 

Interferencias Destructivas

En esta segunda imagen vemos como unas ondas similares pero desfasadas 180º (dos puntos semejantes de las ondas se desplazan con una amplitud contraria) en el mismo punto en que antes se doblaba la amplitud, ahora queda reducida a cero, ¡Hemos eliminado la onda!. En efecto, en dicho punto hemos conseguido reducir la amplitud de la onda a cero, una interferencia destructiva.

Aplicando estos conceptos a los auriculares, los ingenieros han conseguido generar mediante dispositivos electrónicos ondas o sonido de manera que elimine el ruido ambiente (misma amplitud, fase opuesta). Y es aquí donde entra la calidad del auricular, marcas con prestigio disponen de modelos en los que se consigue una reducción del ruido ambiente casi total.

Así que ya sabes, si quieres escuchar tu música sin que nada ni nadie interfiera en ella, solo te queda apoquinar dinero y comprarte unos buenos auriculares.

Más información:

Anuncios
Categorías:Tecnología Etiquetas: , , ,
A %d blogueros les gusta esto: