Inicio > Ciencia > Nuevo sistema de LEDs Flexibles

Nuevo sistema de LEDs Flexibles

Mar, 26 octubre, 2010

Corrian los años 20 cuando Oleg Vladirimorich Losev desarrolló el primer diodo emisor de luz, LED (por sus siglas en inglés), tras años de estudio durante su trabajo como técnico de radio. Pero no fue hasta 1962 cuando se presenta el primer LED que emitía en el espectro visible creado por el ingeniero de General Electric Nick Holonyak en 1962. Estos LEDs presentaban unas limitaciones técnicas como es obvio pero permitió su utilización industrial en una gran cantidad de dispositivos.

Su evolución como cualquier otro dispositivo electrónico ha sido exponecial pasando de esos primeros usos en mandos a distancia o electrodomésticos a las pantallas de televisión/monitores, relojes, elementos de decoración como marcos o mesas incluso llegando a ser un formidable sustituto a los sistemas de iluminación tradicional, las bombillas incandescentes. Los LED y el cuerpo humano nunca habían estado en la misma ecuación hasta ahora.

Un grupo de Investigadores de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign han conseguido desarrollar matrices de LEDs curvas, elásticas y biocompatibles que se pueden implantar bajo la piel gracias al nuevo método de fabricación desarrollado por John Rogers y su grupo.

Matriz de LEDs flexible

Para llevar a cabo la fabricación de los LEDs flexibles han depositado por estampación fina los componentes de Arseniuro de Galio (GaAs) y compuestos metálicos frágiles necesarios en el funcionamiento del LED en una pelicula de plástico. Esta le aporta la resistencia que requiere el circuito. Con estos LEDs flexibles se pueden crear matrices de elementos como los que se ven en la imagen.

Capacidades de deformación de la matriz de LEDs

Las matrices de LEDs se une a una preforma de caucho recubierta con material biocompatible. De esta manera se consigue que los circuitos que contiene ese encapsulado puedan tener una curvatura concreta, además de las posibilidades de deformación y biocompatibilidad de los mismos.

Las aplicaciones que se presentan con este nuevo sistema de fabricación son muy grandes, ya que el nivel de miniaturización puede llegar a conseguir leds de 2,5 micras de espesor y 100 de lado. Añadiendo a esto la compatibilidad con el cuerpo humano pueden obtener buenas aplicaciones biomédicas. Un equipo dirigido por John Rogers consiguió crear una matrizo que permitía obtener lecturas sobre diferentes parámetros del cuerpo, como la oxigenación o los niveles de glucosa sanguínea, incluso podría detectarse determinadas sustancias químicas gracias a la activación del dispositivo.

Matriz iluminada implantada bajo la piel

Todas las imágenes: Nature Materials / John Rogers

[Via 80beats, NatureNews]

Anuncios
Categorías:Ciencia Etiquetas: , ,
A %d blogueros les gusta esto: