Inicio > Geografía, Historia > ¿Cómo eran los templos mayas?

¿Cómo eran los templos mayas?

Jue, 28 abril, 2011

chichen itza kukulkan

Localizados en la cima de las pirámides, en esos pequeños espacios donde los reyes realizaban rituales. Fruto del gran conocimiento en matemáticas y arquitectura con que contaba aquella cultura, las pirámides mayas estaban dedicadas a los dioses y no servían de residencia; una ciudad podía tener hasta diez de ellas. Tan sólo en la antigua ciudad de Chichén Itzá están El Castillo y otras seis, “pero existen más que aun no han sido estudiadas”, explica Alexandre Guida Navarro, historiador e investigador de la Universidad de Yucatán. La civilización maya ocupó el territorio de lo que hoy es México, Guatemala, Belice, El salvador y Honduras, y surgió alrededor del año 1800 a.C. Tuvo su auge entre los siglos III y X, pero acabaría siendo dominada por los españoles en el siglo XVI. A la fecha de los arqueólogos hasn encontrado más de 400 ciudades de varios tamaños, sin embargo se cree que existen muchas más ocultas en las selvas, a la espera de nuevas excavaciones que las revelen. La cultura maya es todavía un misterio para nosotros, y cada nuevo descubrimiento seguramente nos dejará maravillados.

Arquitectura y contrucción:


Los mayas, arquitectos experimentados, calculaban hasta la forma en que las sombras se proyectaban.

- A cal y canto

Se construían con piedras calcáreas, material abundante en la región, transportadas sin apoyo de animales de carga (se piensa que los mayas las movían sobre troncos de madera que iban girando con ayuda de cuerdas). Para unirlas, utilizaban una argamasa hecha con la propia piedra triturada y combinada con agua. No se sabe si las pirámides eran construidas por esclavos o trabajadores remunerados.

- Matemáticas elementales

Los mayas eran grandes matemáticos y eso se observa en sus pirámides. El Castillo está inclinado 45 grados exactamente y sus cuatro lados apuntan a los respectivos puntos cardinales. Cada una de las escalinatas tiene 91 escalones; si los contamos desde la plataforma hasta la cima como último escalón, la suma es de 365, el mismo número de días del calendario solar.

- Sombra de la serpiente

En El Castillo, un detalle arquitectónico rinde homenaje al dios Kukulcán, la serpiente emplumada. La pirámide fue diseñada de manera que en los dos equinoccios del año ( fechas en que el día y la noche tienen exactamente 12 horas de duración) los rayos del Sol proyectan la sombra de una serpiente en los laterales de las escalinatas.

sombra de la serpiente

En esta imagen podemos ver la sombra de la serpiente en el lateral de la escalinata

- Mausoleos

La mayoría de las pirámides también eran usadas como tumbas para los reyes, quienes eran enterrados con todas sus pertenencias y ornamentos hechos de jade, la piedra que representaba la vida. Era común que los acompañaran animales y humanos sacrificados en homenaje a los dioses.

- Fin de ciclo

Los mayas tenía dos calendarios y los primeros días de cada uno sólo coincidían cada 52 años, periodo considerado tiempo de renovación, por lo cual era común que destruyeran las pirámides para construir otras o erguir nuevas encima de las anteriores. En El Castillo hay 52 paneles en los laterales en referencia a ese número simbólico.

- La cumbre

En la cima de las pirámides estaban los templos, sitios muy oscuros que podían tener una o más salas. Ahí se realizaban los rituales de heridas: los reyes se perforaban las orejas, la lengua y hasta el pene en ofrecimiento a los dioses. Era un rito común cuando el rey tomaba posesión.

Vía| Muy interesante Julio 2010

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: